Cruzando el “charco” llegué a Franckfurt. Día 4 de mi Gran aventura.

FB_IMG_1493768321333

“Candados del amor” en el Puente de Hierro.

El viernes 27 de Enero del 2017 probablemente  fue un día normal de trabajo  para la mayoría, pero para mí fue el mejor viernes de todo el año. Al llegar al trabajo sabía que en exactamente 8 hs. más tarde estaría iniciando una GRAN aventura que duraría 43 días.

A las 18:00 Hs. Argentina, cuando finalizó mi horario laboral en el Microcentro porteño, tomé mi mochila y valija y me dirigí hacia la Terminal de Micros de larga distancia de Retiro (Buenos Aires, Argentina) rumbo hacia Puerto Iguazú (Misiones, Argentina).

Allí me quedé 2 días para conocer las Cataratas de Iguazú, lado argentino. VER MAGIA EN CATARATAS DEL IGUAZÚ. UNA BELLEZA ARGENTINA. Relato de los 3 primeros días de 43 días de viaje.

Posteriormente el 30 de Enero de 2017 emprendí un largo camino hacia Frankfurt, Alemania.

FB_IMG_1493770145152

Vista panorámica de Frankfurt. Foto tomada desde el “Puente de Hierro”

Como ya relaté en el post sobre mi paso por las Cataratas, desde Puerto Iguazú Argentina me tomé un micro hacia Foz do Iguaçu Brasil, una vez allí me fui al aeropuerto y volé primero hasta Río de Janeiro y desde allí hasta Frankfurt.  Compré el vuelo así, saliendo desde Foz do Iguaçu porque salía mucho más económico que si viajaba directo desde buenos aíres. Para más información sobre cómo conseguir vuelos más económicos VER Alerta: ¡Vuelos baratos!. ¿Cómo comprar el vuelo más económico?

Así por fin un 31 de Enero había llegado a Frankfurt para dar inicio a mi primera experiencia en el viejo continente.

IMG_20170502_211232

Como siempre comento, soy de las que le gusta viajar sola, conocer nuevos rincones y culturas, pero también aprecio cada experiencia que vivo mientras recorro el mundo, por lo que habitualmente escojo quedarme entre 7 y 15 días en cada destino al que voy.

Sin embargo, esta fue la primera vez que no cumplí con esta regla.  Muchos piensan que Europa es “chiquita” y por ende con 2 días en cada destino son suficientes. Les pido perdón pero desde mi punto de vista están muy equivocados.

Como les contaba, en contra de mi “estilo de viaje”, estuve sólo 2 días en Frankfurt: desde el 31 de Enero por la tarde hasta el 2 de Enero cuando partí hacia Múnich. Así que hoy no voy a dejar aquí recomendaciones turísticas de qué lugares visitar en Frankfurt, pero si voy a narrarles la experiencia que obtuve tras mi breve parada por esta ciudad alemana.

IMG_20170131_171423456

Para empezar tengo que relatar desde el instante cuando bajé del avión de Lufthansa, compañía aérea que recomiendo en un 100%, en el aeropuerto internacional de Frankfurt.

Primero pasé por migraciones dónde tuve que mostrar toda la documentación:

  • Pasaporte válido
  • Reservas de hospedaje en Frankfurt
  • Reservas de pasajes de tren y micro hacia los otros destinos europeos
  • Reserva del vuelo para salir del continente europeo dentro de los 90 días desde el día de arribo.
  • Seguro de viaje que cubra desde los $$35.000 dólares en adelante.

En mi caso particular no tuve ningún problema con el asunto del pasaporte o seguro de viaje. El tema es que yo iba a estar 40 días dentro del territorio Schengen, se nombra así a la zona conformada por los siguientes países europeos: Alemania, Austria, Bélgica, Dinamarca, Eslovenia, España, Estonia, Finlandia, Francia, Grecia, Holanda, Hungría, Islandia, Italia, Letonia, Liechtenstein, Lituania, Luxemburgo, Malta, Noruega, Polonia, Portugal, República Checa, República Eslovaca, Suecia y Suiza que acordaron suprimir sus controles en las fronteras.

IMG_20170131_171546342

Es decir que tenía que mostrar mis reservas de hospedaje y de transporte para-entre estos países pero sólo tenía reservas para los primeros 10 días de viaje, ya que mi idea esta oportunidad era hacer un recorrido más flexible. Entonces me preguntaron si tenía planeado viajar a Francia, respondí que seguramente si pero que no tenía ninguna reserva todavía. La persona que me atendió consultó con su compañero qué hacer conmigo, y por suerte no me vieron cara de terrorista así que decidieron dejarme pasar.

IMG_20170502_211253

Eiserner Steg: “El Puente de Hierro”

Entonces recapacité, es oficial: ¡ESTOY EN EUROPA! Adrenalina corría por mis venas y mariposas me revoloteaban en el estómago, estaba muy emocionada, no podía creer que me había animado a cruzar sola el charco. No tenía idea de todo lo que me tocaría vivir los próximos 40 días, pero presentía que iba a ser emocionante, una experiencia única, y así fue.

Paso siguiente debía llegar desde el aeropuerto al hostel para el cual ya tenía reserva; pero primero tras 13 hs arriba de un avión debía ir al sanitario en el aeropuerto, ¿qué puedo contar de los baños en Alemania? nada… están siempre limpios y la cadena se aprieta sola, vendría a ser un smart-bathroom, algo muy avanzado para una argenta…

IMG_20170502_211128

Después de salir del baño me dirigí hacia el andén del tren donde planeaba comprar un ticket y subirme al tren, parece muy sencillo ¿no?, pero no fue tan así… sabía que mi hostel estaba ubicado en el centro de la ciudad, es decir que debía transportarme hasta allí, pero cuando me acerqué a las máquinas donde se compran los tickets debía seleccionar mi destino y fue entonces cuando me equivoqué y compré un ticket que no correspondía. Cuando llegó el tren al andén se me ocurrió preguntar, en inglés porque no hablo nada de alemán, a quien consulté me preguntó cuál era la dirección exacta a la que deseaba llegar, enseguida le mostré el papel donde tenía la dirección de mi hostel y me explicó que el ticket que había comprado no era el correcto, gracias a Dios esta persona fue muy cordial y me acompañó hasta la máquina para comprar el ticket nuevamente… (¡$4,50 euros cada ticket!, el transporte público es lo más caro en Europa).

17-01-31-15-22-53-525_photo

Después cuando llegó el tren que debía tomar me indicó en que parada debía bajarme, entonces subí con mi mochila y valija al tren rumbo al centro. Cuando me bajé estaba bastante perdida, pero con la dirección de mi hospedaje en la mano fui pidiendo indicaciones, por suerte la gente allá es muy amable y cuando se cruzan a un turista tratan de ayudarlo por todos los medios posibles, hasta que encontré la estación de Hauptbahnhof, la misma fue importante para mí ya que la elegí como punto de referencia para ubicar mi hospedaje durante los días que estuve paseando por esta ciudad germana.

IMG_20170131_153109278

Un tren de Frankfurt

IMG_20170502_211153

Estación Hauptbahnhof

Una vez instalada en el hostel salí a recorrer la zona, me tomé un cappuccino por $2 Euros (algo así como $34 pesos argentinos) en uno de los Full Track ubicados sobre la calle de la estación de Hauptbahnhof, hacía frío pero me gustó la experiencia de sentarme a beber mi café a la intemperie dado que me permitió observar que allí se suelen reunir grupos de amigos o compañeros de trabajo, como si fuera un after, y comparten una copa de vino mientras “pican” algo que también compran en alguno de los Full Tracks de allí. Luego caminé por Eiserner Steg: El puente de hierro y finalmente regresé al hostel para ducharme y volver a salir.

IMG_20170502_211311

Full Tracks en la calle de la estación Hauptbahnhof

IMG_20170131_183048028

El Full Track dode compré mi café

El día estaba feo, hacía 4° y había estado lloviendo. No sabía mucho a dónde ir, así que terminé en O’Reilly’s , un Irish Pub de la ciudad. Cuando entré estaba lleno, pero en términos generales me gustó la ambientación y la música (Rock y Electrónica), me senté en la única mesa que encontré libre, apoyé mi billetera y celular sobre la mesa y me distraje con la carta, en ese momento se acerca una mujer que me habló de muy mal modo y en inglés, yo en principio me asusté porque pensé que iba a robar mi billetera y celular (costumbre argentina) por lo que enseguida dirigí la vista hacia mis cosas, pero sólo me preguntó si podía sentarse a lo que respondí que sí. Enseguida apareció la camarera y le pidió a la mujer que se retirara, que no me molestara. Expliqué que estaba todo bien y pedí algo para comer con una cerveza, la mujer hizo lo mismo y la camarera le advirtió que yo no iba a pagar su consumición, en ese momento mi expresión compasiva cambió rotundamente dado que yo estaba viajando con escaso dinero. Tengo que aclarar que la señora era de tez oscura, aparentemente por esta razón la trataron de este modo, y que efectivamente no estaba muy bien vestida pero para ser sincera y justa yo tampoco. En fin, fue mi primer experiencia en Alemania y la situación resultó ser más incómoda para mi que para la señora, quien luego de que le trajeran su trago , decidió marcharse del pub y yo hice lo mismo un poco más tarde.

Caminar por Franckfurt es baste seguro, tanto de día como de noche, es una ciudad más industrial según pude observar.

A la mañana siguiente me desperté y salí a recorrer la ciudad, volví al puente de hierro en donde están los que  denominé “candados del amor” y lo crucé. Caminé por la franja del otro lado del puente y me gustó ya que el paisaje de la zona es “más germana” por así decirlo.

IMG_20170502_211330

Paseando por el centro histórico de Frankfurt.

IMG_20170201_122820301IMG_20170201_123222916

Durante el paseo me topé con una familia de argentinos con quienes nos ayudamos mutuamente tomándonos fotos, sin embargo una de las pocas cosas que pude advertir es que en su mayoría los turistas que paseaban por la metrópolis del estado de  Hesse provenían de Corea.

Continuando con el relato del recorrido durante mi segundo día en Frankfurt es el turno de comentar mi breve paso por la casa en la cual nació y creció Johann Wolfgang von Goethe, un escritor renacentista alemán. Actualmente la casa funciona como un museo en donde se muestra el comedor, un salón de música y algunos objetos pertenecientes al escritor, pero como en la mayoría de los museos no está permitido tomar fotos, de todas formas el sitio es una de las atracciones turísticas más conocidas de esta localidad.

FB_IMG_1493768356554

Museo de Goethe

Al anochecer regresé al hostel.  Algo que no había comentado hasta el momento es que yo tenía reservada una cama dentro de un cuarto compartido mixto dado que las camas en éstas habitaciones son las más económicas, de todos modos el día que arribé a Frankfurt mi dormitorio de 8 camas estaba vacío  por lo cual la primer noche tuve la habitación sólo para mi hasta la segunda noche cuando llegó un chico de Corea con quién intercambié algunas palabras, pocas ya que yo debía dormirme temprano porque a las 7 horas de la mañana siguiente debía tomar un micro rumbo hacia mi próximo destino europeo.

IMG_20170131_171423456

Algo que voy a precisar es que el único transporte público que había utilizado, hasta ese entonces, fue el tren para trasladarme desde el aeropuerto hasta el centro de la ciudad, el resto lo transité a pie. Pero ya había llegado el momento de dejar Frankfurt para continuar con esta hermosa travesía, por consiguiente me dirigí hacia la parada de micros de Flixbus, lo que también implicó otra experiencia que describiré más adelante.

Por el momento lamento no poder contarles nada más respecto a Frankfurt, fue muy escaso mi tiempo en esta ciudad. Espero regresar en otra oportunidad y quedarme una mayor cantidad de días.

Mientras tanto las historias de las aventuras de esta loca argenta en Europa recién comienzan.

FB_IMG_1493768382287

En un parque al que llegué caminando casi por casualidad.  Un lugar con pocos turistas.

IMG_20170131_164711797

 

Anuncios

2 comentarios en “Cruzando el “charco” llegué a Franckfurt. Día 4 de mi Gran aventura.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s