LA CHICA “HOSTEL” EXPERIMENTA “COUCHSURFING”. Una trotamundos en evolución.

Para ser sincera  no es fácil redactar este artículo porque no me siento plenamente cómoda haciendo públicas ciertas cuestiones,  por otro lado reconozco que cuando abrí el blog tenía la voluntad de volcar en el mis experiencias como trotamundos, por lo que después de deliberar un poco sobre este tema decidí compartir con ustedes,  mis lectores,  esta nueva vivencia.

Desde que comencé a viajar siempre me  hospedé en hostels, pero mi primer viaje a Europa, a inicios del 2017,  transformó mi modo de viajar, y con esto no quiero decir que ya no voy a albergarme en hostels, sino que a partir de este último viaje me animo a sumar otra alternativa: EL COUCHSURFING.

Traje típico. Madrid, España

Traje típico. Madrid, España

¿Qué es el COUCHSURFING? 

En términos generales es una red social como Facebook, Twitter, Instagram, etc. En realidad se asimila más a Linkedin, esta es una red social destinada al mundo laboral, lo que sería  el perfil en Facebook en Linkedin es el currículum y de esta manera permite conectar empresas, empleadores y profesionales. Las empresas publican sus ofertas laborales y los profesionales, usuarios de esta red social, se postulan en ellas.

COUCHSURFING es bastante parecida con la diferencia  que se emplea para encontrar hospedaje por  estadías breves en las ciudades que uno planea visitar, permite relacionarse con otros viajeros y hacer un intercambio cultural.

¿Cómo funciona?

cs

Primero hay que registrarse, este paso puede realizarse con una cuenta de Facebook; posteriormente hay que completar el perfil público que los otros couchsurfers podrán ver cada vez que solicitemos refugio en sus hogares. En este caso no debemos colocar nuestra experiencia laboral sino que hemos de contarles al resto de los usuarios quiénes somos, nuestros intereses, ¿por qué estamos en COUCHSURFING? Y por qué no nuestra experiencia utilizando esta red social y los diferentes lugares del mundo en los que ya estuvimos.  Paso siguiente, cuando queramos encontrar un “SOFÁ”  podemos hacer pública nuestra búsqueda y conjuntamente intentemos utilizar el explorador de la red social para encontrar usuarios que acepten recibir viajeros en sus casas. Luego se envía una solicitud de hospedaje al couchsurfer por nosotros seleccionado indicando las fechas en las que precisamos ser acogidos y una breve carta de presentación que ayude a destacar nuestro perfil  entre el resto de los solicitantes.  Este último paso es muy importante cuando el anfitrión al que le enviamos la solicitud tiene excelentes recomendaciones y su perfil es muy popular ya que la mayoría de viajeros le  enviarán peticiones a esta persona. Una vez enviada la solicitud debemos esperar a que nos respondan.  Asimismo otro modo de conseguir quién nos hospede consiste en asistir a los diferentes eventos que son organizados por los couchsurfers en las diversas ciudades. En estos eventos es posible conocer viajeros de todas partes del mundo, intercambiar experiencias y por ende es más factible conseguir que alguien nos brinde un lugar en su casa.

TE 3

Torre Eiffel, París-Francia

¿Hay que pagar alguna tarifa para poder hospedarnos en la casa de otro cuchsurfer?

No, no debe abonarse ninguna tarifa ni a la persona que nos hospede ni a la aplicación. COUCHSURFING es una herramienta que fue creada por mochileros para brindar ayuda a otros viajeros, en consecuencia aquel que se registre en esta red social no lo hace para recaudar dinero.  De todos modos es necesario considerar que COUCHSURFING no es un servicio de hotelería, es decir que si nos hospedamos en la residencia de otro usuario debemos tener en claro que quien nos reciba esperará hacer un intercambio cultural y que seamos respetuosos y agradecidos. Una buena manera de ser agradecido y enseñarle las costumbres de nuestro país a quien nos hospede sería  compartiendo con este couchsurfer un plato típico de nuestra patria.

Y ahora la pregunta del millón: ¿Es seguro?

Como toda red social hay que manejarse dentro de ella con mucho cuidado.  COUCHSURFING es una herramienta que creció mucho en los últimos años y cada vez más personas se registran en en ella ya sea para compartir su casa con otros viajeros o para buscar quien los reciba en alguna ciudad.  Lo aconsejable es leer el perfil público del otro usuario en su totalidad y las referencias que tiene, siendo más seguro hospedarse con y recibir a quién tenga mayor cantidad de referencias positivas y que  su perfil público muestre  realmente que comprende cuál es la finalidad de COUCHSURFING.

Mi primera experiencia

couch2

Yo estoy registrada en esta red social desde hace dos años aproximadamente y sinceramente recién comencé a sacarle provecho durante mi viaje por Europa.

En principio sólo concurría a los diversos eventos y utilizaba la herramienta “hangout” para conectarme con otros viajeros que estuvieran de paseo por la misma ciudad que yo y que quisieran visitar algún sitio turístico conmigo, salir almorzar o a conocer la vida nocturna de ese lugar.

Así fue como un día estando en Barcelona usé la herramienta “hangout” de la red social y armé un grupo de couchsurfers, todos desconocidos entre sí, para salir a tomar algo. Terminamos en un bar llamado “Juanita Lalá”, ubicado en “La Barceloneta”, uno de los barrios más populares de Barcelona. Al bar concurrieron gran cantidad de couchsurfers de diversas nacionalidades: Alemanes, Franceses, Españoles e inclusive asistió una chica de Indonesia.  Tomamos unas cervezas, charlamos y compartimos nuestras experiencias. Podría decirse que el evento fue todo un éxito, salvo que al finalizar la noche, cuando sólo quedábamos la couchsurfer indonesa, los dos franceses y yo descubrimos que a la primera le habían quitado el celular. No voy a contar los detalles de lo acontecido pero sí voy precisar que todo tuvo un final feliz ya que afortunadamente esta viajera pudo recobrar su teléfono.

Los días que siguieron volví a armar un grupo de cochsurfers mediante “hangout” y salimos almorzar.Éramos un chico alemán, un chico estadounidense, una chica inglesa y yo, una argentina. Con este último grupo volví a encontrarme días más tarde para salir a bailar a un lugar en el que había conseguido cena y entradas gratis mediante COUCHSURFING.

PARC DES cHAMPS

Parc Des Champs, París-Francia

De esta forma, a medida que iba conociendo a los otros couchsurfers, comprendí que en su mayoría, y digo “en su mayoría” porque me topé con usuarios que lamentablemente utilizan esta red social con otros fines, eran personas que al igual que a mi les apasionaba viajar y conocer otras culturas.

Mi viaje por Europa fue exactamente de 40 días y no fui con mucha plata dado que mis viajes siempre suelen ser más económicos, tampoco tenía el hospedaje reservado para los 40 dias porque no tenía un itinerario fijo,y a esto debo sumar problemas de índole laboral que arrastré desde mediados del 2016, por lo que cuando ya estaba finalizando el viaje no contaba ni con dinero ni con hospedaje.

Fue entonces cuando decidí, mientras estaba en Barcelona, forzada por mis circunstancias,  buscar quien pudiera prestarme su “SOFÁ” en Madrid y Lisboa. Realmente fue muy difícil, es como cuando estamos buscando trabajo y nadie nos contrata porque no contamos con experiencia, fue muy complicado.

Hasta que finalmente un día cuando nuevamente utilizando la herramienta “hangout” conseguí que un chico de Egipto me hospedara  dos días en Madrid.  Aclaro que yo estaba viajando sola y que por momentos me daba un poco de desconfianza tener que convivir dos días con un desconocido.  Entonces, para encontrar un poco de tranquilidad, lo primero que hice fue revisar su perfil en COUCHSURFING y las referencias que esta persona tenía. Como observé que anteriormente él había hospedado a otras mujeres que viajaban solas y que ellas lo recomendaban me armé de coraje y me arriesgué a quedarme dos días en su casa.

Valdría decir que no tuve inconvenientes, él era un chico egipcio que estaba viviendo en Madrid hace seis meses por trabajo, se dedicaba a la fotografía y a la edición de videos, él no hablaba español entonces nos comunicábamos con el idioma inglés.  Los dos días que estuve  en su casa dormí en el SOFÁ del living, por las mañanas me levantaba temprano y salía a recorrer la ciudad. Un día cuando volví  él estaba con un amigo de Irak  escuchando regguetón  en youtube, estuve hablando un rato con ellos hasta que le pedí que me enseñara la música que escuchaban en Egipto, su país.

Mi estadía en Madrid fue solamente de dos días, pero considero que realmente fue una experiencia positiva y enriquecedora.  Maduré mucho como viajera, esta experiencia me hizo más valiente y me permitió adquirir otros hábitos para mis futuros viajes.

Palacio Real de Madid, España

Palacio Real de Madid, España

Anuncios

2 comentarios en “LA CHICA “HOSTEL” EXPERIMENTA “COUCHSURFING”. Una trotamundos en evolución.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s