¿Qué es viajar?

Viajar es mucho más que conocer lugares y culturas.

Viajar no es ir a un lindo lugar y sacarse la foto.

Viajar no es ver a un coya con su típica vestimenta y retratarlo en una foto.

No tiene nada que ver con ser hippie o bohemio.

Viajar no es estar en contacto con la naturaleza, ni observar un paisaje.

No es bañarse en un mar de aguas cristalinas o pasar la noche en una montaña.

Viajar no es instalarse en un país diferente y lejano al lugar de origen.

Tampoco es descansar del trabajo.

Para todo esto ni siquiera hay que cruzar la puerta de casa.

Viajar es un trabajo. Cansa igual o más que el trabajo en relación de dependencia. Es levantarse muy temprano para recorrer el lugar después de que la noche anterior te fuiste a dormir tarde porque te quedaste hablando y compartiendo con otros viajeros.

Es llegar a destino, ducharte y salir a conocer después de haber dormido en una terminal, en un asiento de micro u avión, o en un aeropuerto.

Es tener que bancarte muchas horas de viaje descompuesto o con fiebre.

Es cambiar de hospedaje, país y ciudad a cada rato. En ocasiones es compartir baño, dormitorio y cocina con desconocidos. Es acostumbrarse a dormir con luz y con ruido.

Viajar es conocer historias, muy parecidas a las que leemos en un libro, las que vemos en las series de televisión o en las películas, con la diferencia que nosotros seremos un personaje en el próximo capítulo de esa historia.

Viajar es estudiar y aprender. Y al igual que en la facultad algunas veces te va bien y otras no.

Es equivocarse y saber que tenés que tomar una decisión que te permita solucionar la situación.

También es enamorarse porque sentís mariposas en el estómago cada vez que te subís a un micro, tren, barco u avión.

Es olvidarse de lo que mamá y papá te enseñaron y aprender todo otra vez.

Viajar es hacer nuevos amigos.

Viajar es no tener patria, no sos de acá pero tampoco sos de allá, tu bandera es una mezcla de todas las banderas. Es desconocer las fronteras.

Viajar es despojarse de los prejuicios y ver el mundo con otros ojos.

Viajar es ser feliz de tener miedo.

Es cambiar lo conocido y seguro por lo nuevo e incierto. Es saltar al vacío.

Viajar es mostrar la cara linda del viaje para que en casa no sepan que te quedaste sin plata o te robaron y que pasas hambre.

Es soltar y confiar. Es entender que nada es seguro pues uno sale de casa con una idea y todo termina siendo de otra manera. Es dejar que la vida te sorprenda. Es saber que un viaje puede ser la puerta a una vida nueva.

Viajar también es ganarse enemigos.

Es que te etiqueten de loco, vago o fracasado. Pero también es recibir aplausos y buenos deseos de los que comparten y/o respetan tu sueño.

Es divertido algunos días y otros aburrido.

Es estar solo y acompañado.

Viajar es ser un extraño, cuando lográs sentirte en confianza con otro, ya te tenés que despedir. Y mañana todo empieza otra vez.

Viajar es tedioso porque tenés que presentarte todos los días y contar tu historia.

Viajar es tener algo que contar, es aconsejar, es compartir y es respetar.

Es ser alumno y profesor. Es experimentar y descubrir.

Viajar es volver algún día a casa y empezar nuevamente a planificar otra aventura.

Es volver a casa pensando y sintiendo distinto.

Viajar es amar y defender la vida.

El viajero acepta la muerte, no obstante valora la vida, y en definitiva… ¡es por eso que viaja!.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s