Chichén Itzá. Los secretos de la cultura maya.

wp-1461957353938.jpg

El martes 19 de enero del 2016, a las 8:00 AM me subí a un micro desde el centro de Playa del Carmen rumbo a la ciudad de Yucatán. El viaje duró aproximadamente una hora y media, contraté la excursión en una agencia de turismo, por lo que el paseo incluía traslado (micro), almuerzo buffet, entrada al sitio arqueológico y un simpático guía que nos iba contando sobre la historia del lugar.

Dato interesante: ¿sabian que la palabra “chicle” es de origen maya? El chicle consistía en una goma que los mayas masticaban para limpiarse la boca.

Interrumpo el relato para confesarles que esta excursión fue la que más me gustó, espero queden expuestas las razones de mi preferencia en lo que redactaré a continuación.

wp-1461957309885.jpg

Primero, ¿qué es Chichén Itzá? es un sitio arqueológico localizado en Yucatán, México. Fue fundado por los Itzáes, y su nombre maya en español tiene el siguiente significado:

Chi= boca

Che= pozo

Itz= brujo

Há= agua

Si juntamos cada palabra por separado quedaría “La boca del pozo de los brujos del agua”. ¿Por qué este nombre? Porque allí se encuentra un cenote sagrado, es decir un pozo natural de agua, el cual era considerado por los habitantes la entrada al inframundo.

Los Itzáes, y más tarde los Xinues,   utilizaban este pozo  para hacer sacrificios animales y humanos, como tributo a sus dioses. Además solían tirar máscaras de cerámica y joyas (jade) al fondo del pozo como parte de un ritual religioso.

Hubo un tiempo en que la población padeció hambre por las escasas lluvias (los mayas cultivaban diferentes tipos de maíz), por lo que sus habitantes otorgaban la vida de sus hijos más chicos a los dioses, esperando que a cambio de ello lloviera. Los niños de entre 3 a 11 años aproximadamente,  eran arrojados al cenote sagrado. De estos rituales se desprende el nombre Chichén Itzá.

wp-1461957385159.jpg

El Osario. Chichén Itzá. Yucatán, México

 

Al llegar al lugar la primera parada que hicimos fue en “El Osario”  Es una construcción, una estructura que mide más o menos más de diez metros de alto. También es conocida como la Tumba del Gran Sacerdote.

Un dato interesante es que en la parte  superior, hay una abertura, actualmente clausurada, que era utilizada de entrada a una  escalera que permitía llegar al nivel inferior del edificio entrando a una especie de túnel  que llegaba kilómetros bajo tierra.  Muchos aseguran que el  pasadizo desemboca en otra ciudad maya cercana.  Según la tradición maya este túnel representa el umbral entre el mundo de los muertos y el paraíso.

Luego caminamos hacia “La Iglesia”. Recibió este nombre porque dicen que su estructura se asemeja a las iglesias cristianas, además se encuentra situado muy próximo a la construcción “El Convento” o “Las Monjas”.  

wp-1461957377064.jpg

“El convento” Chichén Itzá. Yucatán, México

La edificación recibió este nombre dado que cuenta con 13 habitaciones, y por ello fue asociado a los conventos de la religión católica.

Luego llegamos a “El Observatorio” o “El Caracol’ . En este edificio los mayas observaban el cielo por sobre la vegetación de Yucatán. Desde esta construcción observaban las constelaciones, los eclipses, etc y en base a ello hacían sus famosas predicciones.

Dato que nos explicó el guía: gracias a sus observaciones, los  mayas, sabían que Venus aparece por el oeste y desaparece sobre el horizonte del este a distintas horas a lo largo del año, y que le toma 584 días completar un ciclo.
Entendían que cinco ciclos de Venus eran iguales a ocho años solares.

El nombre de “Él Caracol” tiene que ver por una escalera en forma de caracol dentro de la edificación, pero que aparentemente se encuentra destruida en la actualidad.

wp-1461957396983.jpg

El Observatorio. Chichén Itzá. Yucatán, México

Después aterrizamos en “El Templo de Kukulcán”.

Kukulcán significa “ serpiente emplumada” es por ello, que en la arquitectura de la construcción puede observarse una decoración con motivos de serpiente. Durante los equinoccios de la primavera y el otoño, dicen que se observaba a la serpiente emplumada descender por las escalinatas.

El edificio tiene cuatro escalinatas, cada una de ellas tiene 91 escalones, de esta forma suman 364 y considerando la plataforma superior del templo tenemos un total 365, cada uno de ellos equivale a cada día del Haab.

wp-1461957335823.jpg

El Templo de Kukulcán. Chichén Itzá. Yucatán, México.

El Haab es  un calendario agrícola solar usado por los mayas,  este tiene  18 meses  y cada mes tiene 20 días.  Entonces si se multiplica la cantidad de meses por la cantidad de días da como resultado el total de días, es decir 360, más cinco días adicionales, considerados como nefastos. 

Como se darán cuenta la cultura maya fue muy importante para el mundo tal cual lo conocemos hoy, ya que además de el calendario, los mayas crearon el número 0, el cual representaban con el símbolo de una flor. El número 1 equivalía a un punto, y el número 5 a una línea recta.

En la excursión nos ofrecieron anotar en un papel nuestra fecha de nacimiento para que luego los artesanos del lugar nos hicieran unos dijes de plata con la misma fecha en números mayas. Salía $50 dólares, por esta razón no acepté hacerlo.

Finalmente fuimos a un lugar que había sido una casa maya muy pequeña. Allí vimos en el suelo varias rocas juntas, por lo que probablemente las hayan utilizado como “una cocina”. En frente de las rocas, pegado a la pared había una cruz. Fue entonces cuando el guía nos explicó que cuando los españoles llegaron a colonizar el sitio y teniendo en cuenta que los mayas adoraban a Kukulcán, y que solían ofrecer la vida de sus hijos como ofrendas, los sacerdotes cristianos comenzaron a crucificar a los niño de la civilización maya, argumentando que era lo mismo que hacían sus propios padres. De esta manera los mayas del lugar eligieron adoptar la religión católica, para dar fin a los crucificamientos.

Luego antes de salir de la zona arqueológica de Yucatán, recorrí la feria de artesanos que se encuentra allí mismo en donde conviene comprar recuerdos ya que en algunos casos tienen muy buenos precios, como por ejemplo una representación del templo de Kukulcán la vendian a $1 dólar cada una.  También vendían piedras de jade, máscaras, calendarios mayas, etc.

wp-1461957301309.jpgDespués al salir de allí nos subimos al micro y nos dirigimos hacia la ciudad de Vallaloid en donde almorzamos y visitamos un cenote, pero este último recorrido lo contaré próximamente.

Realmente valió la pena  hacer este viaje y en especial esta excursión, si van a Cancún ¡no dejen pasar la oportunidad de conocer Chichén Itzá!

 


  

 

Anuncios

2 comentarios en “Chichén Itzá. Los secretos de la cultura maya.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s